Manzano florido

Sobre la materia prima, costos y equipo fotográfico

Yo diría que la materia prima de todo fotógrafo es la luz. ¡Qué cosa tan bella! Y por ser mil veces superior la luz del sol a cualquier otra, evito hacer uso de la artificial. En segundo lugar prefiero la luz del fuego que no falla en dar efectos hermosos. Y por último, tengo siempre una reserva de pilas recargables, para darle vida a mi flash durante aquellos eventos nocturnos en los cuales ya no puedo hacer uso de la fuente de luz más perfecta.

Hasta aquí los costos de cualquier fotógrafo no son muy elevados. Qué maravilla es poder crear imágenes a partir de la luz y algo de ingenio, algo de imaginación.  Pero justamente entonces, es cuando recordamos el mucho valor que esta sociedad le ha hado a algo tan intangible como el tiempo.  Y con toda razón. Como decía el maestro Dalí: “El tiempo es una de las pocas cosas importantes que nos quedan.” Las horas que cobra un fotógrafo generalmente corresponden a las que se está en el evento o las que se tarda en sesión. Pero este tiempo es solo la punta del témpano del tiempo trabajado. A esto debe sumársele el tiempo de edición y retoque. “Que no me las retoque, así le quedan bonitas”, me han dicho en busca de un descuento. El retoque es la firma personal de cada fotógrafo, es la magia del artista que vive dentro impregnándose en cada fotografía. Si bien no abuso de los programas de edición, hago un uso racional de ellos. Mas no piensen que el PhotoShop, entre otros programas, son algo nuevo de unos años para acá. La manipulación de la imagen se da desde que existe la fotografía como tal. Por eso es que todos nuestros ancestros tenían un cutis de porcelana en esos viejos retablos que algunos afortunados aún conservan.

Continuando con los costos, a estas horas de sesión, edición y retoque, debemos sumarle las horas de preparación de los archivos para la impresión y todos los viajes que hasta este punto hemos realizado. Es mucho tiempo. Tiempo que varias veces hemos tenido que regalar para darnos a conocer.

Además de todo esto, nuestro equipo se devalúa año con año. Este equipo no durará toda la vida y por tanto es necesario renovarlo. Cada cierto tiempo vamos comprando lentes nuevos (si se puede), que con un solo lente nuestra imaginación se verá restringida por el alcance del mismo. Pero no es solamente cámara, lentes, filtros y flash, también necesitamos computadora, rápida y con un monitor con buena imagen, en la medida de lo posible, “fiel a la realidad”. Hay que llevarlo a donde un técnico para que le ajuste los colores con un aparato especial cada 6 meses, porque de otro modo estaremos retocando mal los colores.

Y claro, todo este equipo debe ser asegurado. De igual forma, cuidamos nuestros gadgets como si fueran de cristal porque más o menos así es. Son los objetos que nos permiten trabajar y ganarnos la vida.

Por eso me duele cuando alguien arruga la cara una vez que le digo cuánto cobro por mis servicios. Es cultural supongo, pero no está bien. A cada quien debe remunerársele su trabajo de manera justa.  Tampoco está bien pensar que porque se tiene una cámara “profesional” cualquiera puede ser fotógrafo. “No es el arco y la flecha, es el indio.” Y como decía uno de mis profesores, una cosa es tomar fotos y otra muy diferente es hacerlas. Cualquiera toma fotos. Pero para hacerlas hay que estudiar, aprender, practicar, cometer errores.

Por último y no menos importante, hay que ponerle mucho cariño a lo que hacemos. ¡Muchísimo! Por suerte, esto siempre se da gratis.

One comment

  1. Hola! que bonito todo lo escribes sobre tu profesión, al igual que tu considero que el precio en ocasiones no deja ver a las personas lo realmente profundo en una profesión. Lo digo porque yo también tengo mi pequeñito negocio extra a parte de mi trabajo oficial y sé lo que es esa parte de ponerle amor y dedicación a lo que una le apaciona.
    Cuando ví tus fotografías me fascinaron, y lo primero que me imaginé fue en tener unas así con mi familia, por ello te escribo para saber los detalles de tu hermoso trabajo y obvio que felicitarte por tu valioso talento.

    Quedo a la espera. Bendiciones!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *